{{title}}
{{buttonText}}
alt
Vive la Gala de los Soles 2024
Ver Gala
Exterior cubierto de nieve del refugio de Belagua

Tres refugios de montaña para desconectar

La montaña te llama

28/02/2024 –

Actualizado: 11/12/2023

Si eres de esas personas a las que les gusta cambiar de año fuera de casa, no eres de aglomeraciones y además eres amante de la naturaleza, acabas de dar con el plan perfecto: escaparte a un refugio de alta montaña. Se trata de una tradición muy arraigada en buena parte de nuestra red de refugios y cada vez más gente se decanta por estas opciones.

Compartir

Hay muchos tipos de refugio. Unos son más cómodos, pero su acceso requiere de conocimientos montañeros. Hay otros más accesibles, en los que incluso podemos llegar hasta la puerta en coche. Aquí os ofrecemos tres opciones para una escapada montañera: Cap de Llauset, Belagua y Lizara.

1. Refugio de Cap de Llauset (Montanuy, Huesca)

El refugio de Cap de Llauset es el más alto de todos los Pirineos: se encuentra a 2.425 metros de altitud y se ubica en el Parque Natural Posets-Maladeta. Se trata de un refugio al que hay que acceder a pie sí o sí. Eso hace que el perfil de la gente que lo visita sea el de alguien acostumbrado a la alta montaña, porque tenemos que recordar que estamos en invierno y lo habitual es que el camino esté cubierto de nieve.

Comedor Refugio Cap Llauset

El comedor es un hervidero de conversaciones en torno al montañismo. Foto: Aránzazu Navarro.

Hablamos de un refugio en el que la nieve está presente durante buena parte del invierno. Hay múltiples rutas para llegar al mismo, pero la más segura es la del Valle de Rigueno-Anglios. Tenemos que llegar por la N-230 hasta el Embalse de la Baserca; de ahí ya nos toca andar. Si el terreno está nevado el ascenso se hace costoso, pues son 8 kilómetros, con más de 1.000 metros de desnivel. Pero el bosque de hayedos y abetos por el que ascendemos hace todo un poco más ameno. Tras pasar por el Estany Fé (un pequeño lago natural) y recorrer un pinar, llegaremos a nuestro destino.

El refugio de Cap de Llauset cubierto de nieve
Enclavado en el Pirineo oscense, el refugio Cap de Llauset es de los más altos.

Si en invierno nos da respeto la alta montaña, siempre podemos dejar la visita para el verano, en la época estival el camino es mucho más amable. Tendremos que llegar en coche a la localidad oscense de Aneto y allí cogeremos la pista que nos lleva hasta el embalse de Llauset. Tras dejar el coche en un pequeño parking, cogemos una senda perfectamente marcada que, en 3,5 km, nos deja a las puertas del refugio.

Raúl es uno de los tres guardas permanentes del refugio, aunque también recibe ayuda de refuerzos como Berta.

Raúl es uno de los guardas permanentes del refugio, aunque recibe ayuda de refuerzos como Berta. Foto: Aránzazu Navarro.

Raúl Martínez Hidalgo es uno de los guardas del refugio. Nos cuenta que las reservas para pasar allí la Nochevieja se llenan rápido. Se trata de un refugio muy moderno que cuenta con 86 camas. “Ese día los platos que preparamos son muy parecidos a los de cualquier otra noche pero, lógicamente, metemos algo especial. Luego la gente suele traer uvas, hay algún grupo que viene con complementos para disfrazarse, pero todo en un ambiente muy tranquilo”. Lo de pasar la noche en un refugio tiene una razón: disfrutar de la montaña. Por eso, “a la 1 ya se empieza a acostar la gente. Muchas de las personas que nos visitan llegan un par de días antes, hay ganas de montaña y la gente está cansada por las actividades de los días previos”, reconoce el guarda. Por 55 euros tenemos pensión completa, si estamos federados en montaña, el precio se reduce una media de 10 euros y los menores de 14 años también tienen precios reducidos.

REFUGIO CAP DE LLAUSET - A 2.425 metros - Montanuy (Huesca). Tel: 974 12 04 00.

Vistas desde la terraza del refugio Cap de Llauset y cocina
El menú navideño es típico de refugio, aunque con alguna especialidad.

2. Refugio Belagua (Puerto de Belagua, Navarra)

Estamos en el norte de Navarra, a muy pocos kilómetros de la frontera con Francia. El refugio es accesible para todos los públicos y tiene servicio de cafetería-restaurante. Para llegar hasta él tenemos que coger la carretera NA-137, la que une Isaba con Francia, una vía con un asfalto de lujo que, a mitad del puerto de Belagua, nos dejará a 1.428 metros sobre el nivel del mar o, lo que es lo mismo, habremos llegado al refugio también conocido como 'Angel Olorón'.

Amanecer en el refugio de Belagua
La fiesta no se alarga mucho porque hay que madrugar para brindar por el nuevo año.

Ángel Morató Sanfélix lleva guardando el refugio desde su reapertura en 2020. Ángel es de esas personas que ha unido su vida a la montaña, lleva media vida trabajando en refugios. Ha pasado por los de Pineta, Góriz y Bujaruelo. Morató tiene claro que lo de celebrar el último día del año en la montaña es algo especial. “Vienen muchas familias, y también gente a la que le gusta subir al monte el primer día del año, lo de amanecer en altura tiene su encanto”. En Belagua, el reloj que manda es el de la pared, no el de la Puerta del Sol. Aquí con dos cacerolas dan los cuartos y las campanadas.

Morató recomienda la experiencia de cambiar el año en el Pirineo navarro. “Compartir con gente unas fechas tan especiales en la montaña es muy bonito, son personas con las mismas inquietudes montañeras”. Aquí el menú ya está pensado desde hace días: el año se despide con caldo casero, pastel de verdura, pollo de corral al horno con verduras y tarta de queso.

La nieve cubre el exterior del refugio Belagua
En este entorno, la nieve está presente durante buena parte del invierno.

El de Belagua es un refugio muy cotizado para pasar la Nochevieja. Suele cerrar en Nochebuena y Navidad, es por eso que las 56 plazas para el 31 de diciembre comienzan ya a ocuparse en octubre. La media pensión cuesta 36 euros si estamos federados en montaña y 42 si no lo estamos. El alojamiento en una de sus siete habitaciones con 8 plazas y baño compartido oscila entre los 16 y los 21 euros.

REFUGIO DE BELAGUA - A 1.428 metros - Isaba (Navarra). Tel: 623 10 73 17.

Entorno del refugio de Belagua
A escasos kilómetros de la frontera francesa.

3. Refugio Lizara (Aragüés del Puerto, Huesca)

Enclavado en el valle de Aragües-Jasa, el de Lizara es otro de los refugios con más tradición “festiva” en Nochevieja. Que podamos acceder en coche hace que las plazas para el 31 de diciembre se agoten con mucha antelación. Para acceder al refugio hay que considerar algo importante: la subida se realiza por una pista de alta montaña, que, con las nevadas, se cierra algunas veces, incluso cuando las lluvias son fuertes, ya que los desprendimientos pueden complicar los accesos. Llegamos a Lizara por la pista que sale desde la localidad de Aragües del Puerto; el camino está indicado, pero conviene ir con atención para no coger el rumbo equivocado.

El refugio de Lizara, en el valle de Aragües-Jasa
El refugio de Lizara, en el valle de Aragües-Jasa, está abierto todo el año.

El refugio se encuentra en los llanos de Lizara, a 1.540 metros de altitud, está abierto todo el año y cuenta con 75 plazas. Una de las encargadas de que todo esté en orden y a nadie le falte de nada es Charo Cantarero, una de las pocas guardas de refugio que hay en España. Su pasión por la montaña le llevó a trabajar desde su Denia natal a Góriz, a los pies del Monte Perdido. Hace 13 años cambió Ordesa por Lizara; ahora, junto a Jorge Ballabriga, se encarga de gestionar este bonito alojamiento.

Exterior del refugio Lizara cubierto de nieve y un grupo celebrando las Navidades pasadas
A las pocas horas de conocerse, los montañistas ya son una gran familia.

A Charo le resulta entrañable ver cómo personas que horas antes no se conocían, bailan y ríen juntas. En Lizara desde 2008 celebran el final de año con sus clientes, muchos son habituales. “Se hace algo de fiesta, pero no mucha. Hasta las 3 de la mañana siempre se queda gente, pero el que quiera seguir con las celebraciones puede bajarse a la discoteca móvil que se instala en el pueblo de Aragües del Puerto. Lo habitual es que la gente se recoja a buena hora para subir por la mañana al Bisaurín y brindar en la cima por el nuevo año”.

Por 40 euros, si estamos federados en montaña, disfrutaremos de cama, cena y desayuno -tendremos que pagar 6 euros más si no lo estamos-. Los menores de 14 años pagan 10 euros menos.

REFUGIO LIZARA. A 1.540 metros - Aragüés del Puerto (Huesca). Tel: 974 34 84 33.

Imagen del refugio de Lizara cubierto de nieve
El refugio se encuentra en los llanos de Lizara, a 1.540 metros de altitud.

Te puede interesar