{{title}}
{{buttonText}}
alt
Vive la Gala de los Soles 2024
Ver Gala
Emilio

Tiendas históricas en Bilbao: comercios con historia

Llevarse a casa el Bilbao antiguo

20/03/2017 –

Actualizado: 02/12/2022

Aunque los tiempos son difíciles y la globalización está engullendo todo lo que huela a identidad, es una delicia pasear por las tiendas de Bilbao y ver que aún perduran comercios con historia, tradición y saber hacer. Tiendas que aún conservan su fachada, letreros y decoración originales. Recorremos estos negocios -algunos centenarios- para admirarlos y llevarnos algún souvenir. 

Compartir

Negocios de moda, de alimentación o de artesanía. Estancos, farmacias o floristerías. Bilbao puede presumir de tener aún negocios que han sobrevivido al paso de las modas, de las crisis económicas o de las nuevas tecnologías. Establecimientos con encanto que siguen en pie derrochando amabilidad, atendiendo a varias generaciones y vendiendo productos de primera. Ante la idea de "por qué voy a comprar algo aquí si son las mismas tiendas que hay en mi ciudad" que se hacen muchos turistas, estos establecimientos enriquecen el tejido comercial de las ciudades y animan a adquirir productos que difícilmente se pueden comprar en la ciudad de origen.

No solo ropa de casa, también moda infantil.

No solo ropa de hogar, también moda infantil en 'Los Encajeros'. Foto: Dani de Pablos

Además de turismo de compras, estas tiendas animan al turismo industrial porque Bilbao cuenta con muchos establecimientos que aún mantienen sus fachadas y letreros (casi) intactos. Son un buen recorrido para todos aquellos que aman el diseño gráfico y el interiorismo con historia porque todos ellos se esfuerzan por mantener su pasado mientras afrontan el presente y el futuro con esperanza. En la guía EHUN, Comercios de toda la vida y para toda la vida, promovida por el Ayuntamiento de Bilbao pueden encontrar una amplia selección aunque nosotros hemos hecho una pequeña selección.

Abarcas y medias verdaderamente tradicionales.

Abarcas y medias tradicionales en 'Meltxora'. Foto: Dani de Pablos

1. 'Guantes Varadé'

Rodeada por las tiendas de fast fashion más populares, esta pequeña boutique sigue manteniendo su calidad y personalidad. Su punto fuerte son los guantes, que realiza en múltiples modelos, tejidos, estampados y colores. En ‘Guantes Varadé’ cuidan hasta el último detalle, desde la selección de los materiales hasta su minuciosa confección. Esta firma inició su andadura en París, unos años más tarde puso en marcha su primera fábrica de guantes en Madrid y desde 1902 la empresa familiar fue abriendo tiendas -Valladolid, San Sebastián, A Coruña… algunas de ellas incluso mantienen su ubicación original- llegando a alcanzar las 15 sucursales tras la Guerra Civil. Durante sus primeros años en Bilbao su localización era a la altura de la calle Diputación, y desde 1910 se encuentra en la transitada Gran Vía de Don Diego López de Haro. Un detalle significativo es que en 1929, la casa recibió la medalla de oro en la Exposición Internacional de Barcelona por la calidad de sus guantes.

Medias, gorros y pañuelos entre los guantes de 'Varadé'.

Medias, gorros y pañuelos entre los guatns de 'Varadé'. Foto: Dani de Pablos

Ahora es la cuarta generación la que sigue al frente del mostrador, elaborando guantes para hombre y mujer de ceremonia, para conducir, mitones, manoplas… en múltiples acabados, colores, largos, tallas y estampados. Pegar la nariz en su escaparate es descubrir las diversas formas de jugar con un accesorio que ha conquistado a múltiples diseñadores ya que además son muchas las firmas de moda que han apostado por ‘Varadé’ para enriquecer sus colecciones. Aunque la acción del cambio climático a veces no haga necesaria la utilización de guantes, siempre es un accesorio elegante y favorecedor. Además, cuentan también con pañuelos, medias, calcetines…. y en verano, producen una línea de baño.

‘GUANTES VARADÉ’ - Gran Vía de Don Diego López de Haro, 39. Tel. 944.15.12.63

La puerta de 'Guantes Varadé' casi pasa desapercibida.

La puerta de 'Guantes Varadé' casi pasa desapercibida. Foto: Dani de Pablos

2. ‘Los Encajeros’

A mediados del siglo XIX, los padres de Manuel Mendoza viajaban de Zamora a Portugal para comprar mantillas que vendían después entre sus vecinos. En 1880 Manuel decidió instalarse en Bilbao -donde gracias a la industrialización encontró clientes con gran poder adquisitivo- e instaló su primer establecimiento en el Casco Viejo, donde vendía telas y bordados procedentes de varios países europeos. El secreto de su éxito internacional radica en la cuidadosa selección de las materias primas pero también en el trabajo de artesanas y costureras que trabajan cada pieza, de manera minuciosa y perfeccionista.

Desde estampados variados hasta tradicionales vestidos de bebé.

Desde estampados variados hasta tradicionales vestidos de bebés. Foto: Dani de Pablos

Sábanas, colchas, fundas nórdicas, mantelerías, toallas, albornoces, mantas para el sillón… conviven con una línea infantil (vestidos, trajes de comunión, bautizos…) y uniformes de trabajo. Sus diseños son clásicos y atemporales, carecen de colores y estampados estridentes por lo que son perfectos para aquellos que tienen sus casas al más puro estilo minimalista. Hay que decir que la clientela de ‘Los Encajeros’ es de lo más selecta porque a lo largo de su trayectoria han surtido a las principales casas reales de Europa y altos cargos del mundo empresarial. Cuentan con otra tienda, en Madrid, concretamente en el número 34 de la calle Núñez de Balboa.

‘LOS ENCAJEROS’ - Gran Vía de Don Diego López de Haro, 57. Tel: 944.63.81.05

Calidad y tradición en 'Los Encajeros'.

Calidad y tradición en 'Los Encajeros'. Foto: Dani de Pablos

3. 'Meltxora'

He de confesar que ‘Meltxora’ es una de mis tiendas favoritas de Bilbao. En ella además de encontrar desde divertidos babies de colegio para niños y ropa de hogar (algunas de las piezas bordadas con el Lauburu, símbolo de Euskadi que representa al sol que ahuyenta el influjo del mal) se puede encontrar buena parte de la indumentarias del folclore y tradición euskaldunes. En ‘Meltxora’ hay todo lo necesario para vestirse de aldeano y aldeana, de arrantzale (pescador vasco), baserritarra (los que viven en caseríos), mendigozales (prendas de abrigo para montañeros)…

Las puertas de 'Meltxora' están abiertas desde 1905.

Las puertas de 'Meltxora' están abiertas desde 1905. Foto: Dani de Pablos

Para mujer hay trajes completos en diversos estampados y prendas sueltas (las faldas de paño de lana son espectaculares) además de todo tipo de accesorios como pañuelos, delantales o enaguas. El vestuario masculino no se queda atrás: camisas de diversos estilos (con cuello Mao, bermeana, de casero, con vainicas hechas a mano…), blusones, pantalones, además de chalecos, kaikus (una chaqueta tradicional que puede ser en tejido de punto con cierre de borlas, en paño a cuadros, o en colores lisos con ribetes en bolsillos y botonaduras) e incluso tienen también las arratianas (las chaquetas que llevaban los varones el día de su boda en la comarca vizcaína de Arratia).

Trajes regionales para niños y adultos.

Trajes regionales para niños y adultos. Foto: Dani de Pablos

Mención especial merecen los complementos. Imprescindibles sus calcetines y medias de lana y las abarcas y alpargatas. Sobre estas últimas decir que allí mismo cosen las cintas a elegir entre cruzadas o sólo una tira en el empeine, según el modo de uso de Euskadi. ‘Meltxora’ abrió sus puertas en 1905 y ha sabido evolucionar, con gusto y estilo, a los nuevos tiempos. ¡Larga vida a ‘Meltxora’!

‘MELTXORA’ - Carnicería Vieja, 16. Tel: 944.1.35.63

Arantza y Maite

Asesoría personalizada como solo se puede encontrar en una tienda de las de siempre. Foto: Dani de Pablos

 

4. 'Sombreros Gorostiaga'

Si antaño llevar la cabeza desnuda se consideraba algo inapropiado estéticamente hablando hoy, cubrirse con una boina, gorra o sombrero se ha convertido en una necesidad para soportar temperaturas extremas tanto en invierno como en verano. Pasar delante de Gorostiaga es quedarse pegado a su escaparate gracias a todos los modelos interesantes que ofrece. Gorros de lana o perlé, sombreros en fibras naturales, gorros impermeables para la lluvia… un sinfín de modelos, tallas y colores aunque la estrella de Gorostiaga es la txapela (boina) de Elosegui -la única que venden en su web-. Tienen boinas para mujer de un solo modelo en 40 colores diferentes y las txapelas masculinas están disponibles en negro, rojo y dos tonos de azul.

Un lugar perfecto para volver con una 'txapela' a casa.

Un lugar perfecto para volver con una 'txapela' a casa. Foto: Dani de Pablos

La txapela debe tener el vuelo correcto y puede ladearse a izquierda o derecha según el gusto pero, sin tapar la oreja. La historia de esta mítica sombrerería bilbaína se remonta a 1857 cuando Fructuoso Gorostiaga, hijo de un sombrerero, inicia el negocio. Su hijo Benjamín no continuó con el oficio familiar y prefirió ser dentista. Se necesitaba a alguien en la sombrerería y a principios del siglo XX entra en escena Isidoro Pirla, sombrerero de León. Hoy en día el negocio sigue en manos de Iñaki y Emilio, descendientes de Isidoro, combinando la venta de productos de las mejores marcas con la confección artesana de sombreros y tocados así como la personalización de boinas y gorros para eventos y celebraciones. Como curiosidad, uno de los símbolos de la casa es el busto del boxeador francés George Carpentier (1894-1975) que desde su vitrina sirve como modelo mudo para mostrar las txapelas.

165 años de historia.

165 años de historia. Foto: Dani de Pablos

Pero sorprendentemente, el negocio vivió un auge insospechado a la muerte de Franco de mano de la txapela, la boina vasca: "en el 76 se dio la vuelta a la tortilla y nos pusimos las boinas más grandes que había en el mercado, el txapeldun, alejándonos de la boina castellana y reafirmando una identificación vasca". De hecho, hoy en día las boinas mantienen vivo el negocio ("un 40 % de mis clientes son turistas extranjeros, que compran txapelas como recuerdo típico"), ya que el sombrero en sí es algo más práctico que estético. Aunque se dan curiosidades: "En la época de aquella serie, Pasión de gavilanes, yo vendí muchos sombreros vaqueros".

SOMBREROS GOROSTIAGA - Calle Víctor 9, Casco Viejo, Bilbao. Tel. 944 16 12 76.

5. Calzados Bizkarguenaga

También la abuela de Unai, el actual propietario de 'Calzados Bizkarguenaga', heredó un negocio que desde 1910 atendía al nombre de 'La Alpargatería de la hija de Santiago Arana'. "Mi abuela bajó a los 14 años desde el caserío para ayudar a su tía en la tienda, como te mandaban antiguamente. En el 31, cuando se casó, heredó el comercio y pasó a llamarse 'Calzados Bizkarguenaga'". Obligados a un traslado físico a raíz de la aplicación del decreto Boyer sobre rentas antiguas ("antiguamente los contratos de alquiler eran de palabra"), el actual emplazamiento ocupa lo que anteriormente también fue una zapatería, pero mantiene el elemento ornamental que les hizo ser conocidos en todo Bilbao como 'La Alpargata'. "La gran alpargata que cuelga de la puerta, hacia la calle, tiene 87 años. Fue un regalo de bodas a mis abuelos cuando se casaron". Se definían como un ultramarinos del calzado, especializado en alpargatas, abarcas, katiuskas, chirucas, botas de trabajo y zapatillas para casa.

alt

"Bajaban del caserío con los niños y compraban todos los calzados necesarios para toda la familia. De pequeño, recuerdo el ajetreo de la tienda como imparable". Hoy en día el calzado tradicional ha quedado más para grupos de danza y fiestas y ellos toman el testigo, ya que actualmente en Vizcaya no queda ningún abarquero. "Podemos comprar en Guipúzcoa, pero ya que a pie de calle, con tanto internet y demás, vamos perdiendo fuelle, tenemos que volver a hacer nosotros las abarcas, y así cerrar el círculo", afirma Unai. Actualmente el negocio se nutre de esos grupos de danza y del cliente que conoce la tienda de toda la vida. "El turista extranjero se interesa por las alpargatas, pero luego no se ven cómodos. Al final se decanta por unas sandalias o las típicas menorquinas. Aunque tengo una cuadrilla que viene todos los años desde Finlandia y se llevan las típicas zapatillas de cuadros de siempre para todo su vecindario".

CALZADOS BIZKARGUENAGA - Calle Somera 8, Casco Viejo, Bilbao. Tel. 944 16 12 40.

alt

6. 'Cestería Alonso'

Cada vez están más de moda los artículos elaborados en fibras naturales y los grandes escaparates de esta tienda situada en el Casco Viejo bilbaíno atrae las miradas de locales y turistas. Son varias generaciones las que llevan dedicándose a ofrecer a los clientes productos elaborados de manera artesanal como mobiliario de jardín y de interior (estanterías, revisteros, mecedoras…) además de arreglos de rejillas en asientos y respaldos. En su oferta destacan también las piezas clásicas como los sacudidores de alfombras o las escobas para jardín y los productos fabricados por artesanos en castaño y mimbre.

Necesitarás un rato para curiosear por todos los estantes.

Necesitarás un rato para curiosear por todos los estantes. Foto: Dani de Pablos

En cuanto a accesorios, tienen un filón. Bolsos, capazos, cestas de todos los formatos y tamaños imaginables, incluidas las de ‘en plan maleta’ para picnic. Hay sombreros para el verano, preciosas cestas para bicicletas y en otoño… sus propuestas para buscar setas son imprescindibles. Incluso los pescadores tienen recipientes especiales para portar sus capturas.

El gran escaparate atrae las miradas de los paseantes.

El gran escaparate atrae las miradas de los paseantes. Foto: Dani de Pablos

Y, si quieren llevarse algo especial relacionado con el folclore vasco, disponen de makilas o palos de Santa Águeda decorados. Según la tradición, la víspera del día de Santa Águeda (el 4 de febrero) es costumbre salir a la calle a pedir dinero para diversas causas benéficas acompañados con alguna canción tradicional y golpeando el suelo con estas makilas. Esta costumbre arranca en épocas precristianas como un rito en el que cantar y golpear la tierra con palos tenía una función ritual de marcar el despertar de la tierra, avisando de la llegada de la primavera.

'CESTERÍA ALONSO' - Belosticalle, 15. Tel: 944.15.33.51

La mansión del mimbre.

La mansión del mimbre. Foto: Dani de Pablos

7. 'Turronería Iváñez'

También la estacionalidad otorga un cierto carácter temporal a la 'Turronería Iváñez', como reconoce Eladio Iváñez: "Además de la temporada de turrones, que nos ocupa los meses de septiembre hasta enero, desde el año 2004, en verano, la 'Turronería Iváñez' permanece abierta y se transforma en heladería, helados que elaboramos en Jijona al igual que los turrones". Porque la suya es también una carrera de fondo que, centrada en el tan típico producto alicantino de navidades, comenzó sobre 1855. "Nuestro bisabuelo Miguel, de profesión turronero, en uno de sus viajes recaló en Bilbao, entabló amistad con un miembro de la familia Victoria de Lecea y vieron la posibilidad de establecerse en un portal de la calle Bidebarrieta. De ahí la expresión El turrón del portalito por la que se nos conoce en Bilbao".

Foto: Turronería Ibáñez.

Perfecto para las fechas navideñas. Foto: 'Turronería Iváñez'

Aún hoy su azul local de la calle Correo mantiene el brillo hipnótico de los comercios tradicionales capaces de aunar excelencia en el producto con atención personalizada: "El trato directo y cercano con el cliente siempre ha sido un elemento básico en nuestro negocio, el que hemos heredado de nuestros abuelos y padres. Muchos, además de clientes, se han ido convirtiendo en amigos". Una relación endulzada por los sabores clásicos, "que son, a la postre, los que más demandan nuestros clientes y que no han sufrido ninguna variación en cuanto a formato, fórmula y elaboración desde 1855, aunque hemos ido incorporando otros productos: turrones de chocolate, diversas elaboraciones con mazapán… Pero son los básicos los que nos definen: Turrón de Jijona, Turrón de Alicante, Polvorones, Glorias…".

Foto: Turronería Ibáñez

Un negocio familiar. Foto: 'Turronería Iváñez'

Eladio Iváñez es consciente del cambio experimentado por Bilbao en los últimos años, así como los nuevos horizontes que Internet pone a su alcance y que ellos cuidan con presencia en todas las redes sociales y a través de una cuidada web con venta directa, pero no olvidan su esencia: "un negocio como el nuestro, tan tradicional, debe su existencia al mantenimiento de la calidad. Las nuevas generaciones siguen apreciando el buen turrón, y cubrimos su demanda de nuevos sabores y, sobre todo, nuevos formatos".

TURRONERÍA IVÁÑEZ - Calle Correo 23, Casco Viejo, Bilbao. Tel. 944 79 24 07.

8. 'Ultramarinos Gregorio Martín'

El sabor tradicional es el que te embarga en cuanto pones un pie en 'Ultramarinos Gregorio Martín', un colmado como los de antes, los que frecuentaban nuestros padres y abuelos, con un profundo y sabroso olor a bacalao. "El tío Gregorio era tío de mi padre, y fundó esto tras venir de Medina del Campo a trabajar en una tienda de ultramarinos", nos contesta Luis Arbiol, explicando que aunque el nombre de 'La Bacalada' correspondía originalmente a otro negocio de la competencia, muchos se dirigen de esa manera al hablar de ellos. "Gregorio abrió un ultramarinos, pero tras hacer amistad con un importador de bacalao, se especializó en ello. Durante la guerra civil se dedicó a vender fruta o lo que hubiera, para volver al bacalao cuando este volvió al mercado".

alt

ULTRAMARINOS GREGORIO MARTÍN - Calle Artekale 22, Casco Viejo, Bilbao. Tel. 944 15 37 07.

9. 'López Oleaga'

Dejando el Casco Viejo y en los aledaños de la Gran Vía, zona milla de oro, llegamos a López Oleaga, histórico negocio de comestibles y bebidas abierto en 1904, camino ya por tanto de los 120 años y que siempre ha estado en manos de la familia: "Tío abuelo, abuelo, padre, yo y ahora mis hijos", nos comenta Javier López Oleaga, ya retirado pero que aún pasa mañanas y tardes en la trastienda, ya que es donde más a gusto dice encontrarse. "Lo que nos puede diferenciar es la atención al público, eso es lo número uno y la base principal. Frente a las grandes superficies, aquí recibes un trato personal, respuestas, qué es bueno, qué es malo, qué te recomiendo, qué te gusta. Nuestros clientes nos piden ideas para un vino especial, recomendaciones para un champagne…".

alt
alt

"El turista extranjero no está tan acostumbrado a estas cosas". Con una localización como la que tienen, reconocen que las crisis se encaran de otra manera, pero "se sufre, los gastos son muy grandes y se nota. Pero bueno, subsistimos, que no es poco". Conscientes del papel que internet juega actualmente, preparan su presencia en la red, de manera que puedan continuar siendo uno más de esos eslabones que, como los vistos aquí, son capaces de unir la tradición con el presente y el futuro durante más de diez décadas.

LÓPEZ OLEAGA - Calle Astarloa 3, Bilbao. Tel. 944 23 03 33.

alt

10. 'Tomasa y Carolina'

Producto de siempre y exclusivo es igualmente el que ofrece desde 1884 Tomasa y Carolina, que, nos comenta Begoña, “comenzó como un negocio que era exclusivo en Bilbao en su momento, y ha sobrevivido porque es un tipo de venta especial. Aquí en Bilbao y en este país, por la tradición religiosa y otras circunstancias, la gente no ha dejado de hacer comuniones, en su día también hicimos bodas, y también se ha vendido género diferente que funcionó”. Así que actualmente, como bien asevera su escaparate, además de moda infantil, los trajes de comunión y los uniformes de colegio son los sostenes del negocio. “Somos los referentes en Bilbao desde hace muchos años. Eso es una de las cosas que nos ha hecho sobrevivir, sin más. Y eso que antes había una superpoblación de niños y todos hacían la comunión. Hoy ha descendido la natalidad y no todos celebran los ritos religiosos”. Pero ahí continúan.

TOMASA Y CAROLINA - Calle Sombrerería 4, Casco Viejo, Bilbao. Tel. 944 15 19 37.

Te puede interesar