{{title}}
{{buttonText}}
alt
Vive la Gala de los Soles 2024
Ver Gala
Playas Granada apertura Cerro Gordo

8 playas imprescindibles de Granada

Bañarse en el trópico en plena costa andaluza

Actualizado: 16/08/2023

Sus aguas cristalinas llenas de vida han hecho que al litoral granadino se le conozca como Costa Tropical. Un nombre que no le viene grande, ya que la belleza de estas playas imprescindibles de Granada transportan a los bañistas a miles de kilómetros de la península con la ventaja de no salir de Andalucía. Una combinación de sol, arena y naturaleza que, además, se puede combinar con una de las gastronomías más icónicas del sur del país.

Compartir

1. Peñón de Salobreña

Las calas que rodean la localidad de Salobreña son algunas de las más queridas por los granadinos por su cercanía con la capital. Un espacio de luz eterna y temperaturas agradables que tiene en el peñón la división de dos de sus arenales más amplios del municipio: la playa de La Guardia y la de La Charca. Su oferta se amplía con otros reductos como la cala el Caletón, la del Pargo o la del Cambrón, todas con aguas cristalinas en las que darse un baño refrescante o bucear el tiempo que se quiera.

Peñón Salobreña
A pesar del peligro, decenas de atrevidos siguen lanzándose al Mediterráneo desde el peñón. Foto: Flickr/Arkangel

Además, siempre conviene darse una vuelta por el casco histórico de Salobreña y descubrir su fantástico castillo árabe. A pesar de las numerosas remodelaciones a las que se ha visto sometido el inmueble, esta construcción del siglo XI sigue manteniendo el encanto particular que desprende su legado nazarí. Las opciones para degustar algunos de los manajares que ofrece esta parte del Mediterráneo, como la quisquilla de Motril, son diversas, aunque en 'Miba', 'La Roka' o 'La Bahía' (Soletes Guía Repsol) la velada se ve amenizada con algunas de las mejores vistas de la localidad

Salobreña

El mar, al fondo, y el castillo son dos de los grandes atractivos de Salobreña. Foto: Fermín Rodríguez

2. Playa Granada (Motril)

Si hay una playa popular entre los motrileños, esa es playa Granada. Su amplísimo arenal de más de un kilómetro de largo es perfecto para disfrutar de un día de playa sin masificaciones, además, el mantenimiento de las zonas naturales que rodean la playa es uno de los ejemplos en la localidad para fomentar el turismo de una forma respetuosa con el entorno.

Playa Granada Motril
La amplitud de playa Granada permite incluso practicar deportes sin molestar a nadie. Foto: Flickr/JJ Merelo

Aquí se ubican diferentes empresas que ofrecen sus servicios para iniciarse en deportes acuáticos como el windsurf o paddle surf. Como aliciente, en esta zona se han establecido algunos de los mejores chiringuitos de la zona, donde poder darse un homenaje de gastronomía y pescado granadino o un buen cóctel con el mediterráneo de fondo.

3. Cantarriján (Almuñécar)

La tranquila playa de Cantarriján, en Almuñécar, es una de las playas nudistas que mejores servicios tienen de toda la provincia. Sobre su superficie de arena oscura y grava se pueden alquilar hamacas y sombrillas o disfrutar de un refrigerio en algún chiringuito. A pesar de que su acceso no es de los más fáciles de la zona, suele ser una de las populares tanto entre quienes practican el naturismo como para quienes no lo hacen.

Playa Cantarriján
En Cantarriján se combinan los bañistas que practican el naturismo y quienes no. Foto: Flickr/Marco40134

4. La Rijana (Gualchos)

La pequeña cala de La Rijana y sus limpias aguas llenas de vida atraen cada año a decenas de turistas deseosos de practicar snorkel. El motivo es que las rocas que cobijan este pequeño arenal de 250 metros se hunden en el mar, generando una gran cantidad de oquedades que peces y crustáceos emplean para guarecerse. En las alturas, la antigua torre del siglo XVI domina la perspectiva sobre la playa, recordando los tiempos en los que en la costa granadina eran frecuentes las disputas.

Playa La Rijana
Desde la arena de La Rijana se contempla uno de los atardeceres más hermosos de la zona. Foto: Flickr/Francisco Liébana

5. El Ruso (Albuñol)

Separada por unos siete kilómetros de la localidad de Albuñol, la playa de El Ruso es uno de los paraísos granadinos para quienes practican el naturismo. El camino hasta esta playa desde la carretera implica atravesar una espesa masa vegetal formada por juncos y aloe vera, un aspecto que hace que algunos de sus visitantes decidan llegar hasta ella a través del mar desde el vecino municipio de La Rábita. Una vez se han salvado los obstáculos, lo cierto es que los bañistas se encuentran en un oasis de intimidad.

6. Calahonda (Motril)

La playa de Calahonda es una vasta superficie de arena grava ubicada en el término municipal de Motril. Su amplitud de más de un kilómetro permite extender la toalla sin miedo a pisar al vecino, uno de los factores por los que es elegida por decenas de familias cada verano. La profundidad de esta zona del litoral ha hecho que se bautizase a la playa con este nombre, dejando claro que apenas unos pasos después de entrar en el mar, los bañistas podrán dar rienda suelta a sus habilidades de buceo.A lo largo del paseo que recorre el litoral se distribuyen una buena cantidad de restaurantes y chiringuitos, ideales para las horas en las que el sol es más intenso y toca reponer fuerzas.

Playa Calahonda
El propio nombre indica que a pocos pasos de la orilla el fondo se sumerge varios metros. Foto: Agefotostock

7. Playa de Calaiza (Almuñécar)

Inserta en pleno Paraje Natural de Maro-Cerro Gordo, la playa Calaiza es uno de los secretos mejor escondidos de esta zona del litoral. Sus únicos accesos cruzando el bosque de pinos del espacio natural o a través del mar son los mejores aliados para quienes disfrutan de una jornada en la playa de una forma íntima. Además, es un territorio fantástico para practicar deportes acuáticos como el paddle surf o el snorkel.

8. La Joya de Motril

La Joya de Motril lo es por varios aspectos. Con unas aguas claras y fondo suficiente para disfrutar de la biodiversidad marina, su complicado acceso hace que sea una de las preferidas para quienes practican el naturismo. En sus más de 200 metros de longitud es difícil encontrar una gran afluencia, con lo que se puede elegir si problema donde extender la toalla en su superficie de arena gruesa.

Playa La Joya
Las aguas de La Joya son de las más cristalinas de Granada. Foto: Flickr

Te puede interesar